Soluciones de comunicación Soluciones de comunicación
CREEMOS...

Hablemos del diálogo más importante

Ya sea a nivel individual o tratándose de las organizaciones, hay una conversación imprescindible que nos mueve, nos reta, nos inspira, nos define y nos hacer soñar: el diálogo que ocurre al interior. Pocos se atreven a abrirle la puerta, pero quienes lo hacen pueden crecer, hacer lo posible por trascender y marcar la diferencia hacia afuera.

Desde que me acuerdo, mantengo un diálogo permanente conmigo misma. A través de él, entiendo el mundo o interpreto lo que pasa con otras personas.

Siempre lo he hecho tanto y tan seguido, que cuando sabía menos cosas por la edad pensaba que estaba loca o que era algo rara. Con el tiempo he entendido que no sólo no es así, sino que la capacidad de introspección es una de mis principales fortalezas.

“Gis, siempre es de adentro hacia afuera, no puede ser al revés”, me decía mi mamá desde que recuerdo. ¡Y qué razón tenía! Gracias a esas pláticas conmigo misma, me he redescubierto, redefinido y rearmado más veces de las que puedo recordar.

Siempre me exijo ir más y más profundo en esos diálogos. Me mantengo abierta a descubrir otras herramientas que me permitan cambiar mi perspectiva para abordar algunas situaciones desde ángulos diferentes, poco comunes para mí, haciendo a un lado mis propias creencias o defensas.

La búsqueda del propósito

Creo que en estos tiempos la frase de mi mamá sirve para todos. Tenemos que trabajar para conocernos desde lo más profundo y poder regresarle al mundo lo mejor de nosotros, para conectar con otros y con nuestro entorno de manera más significativa.

No sólo en el ámbito de las personas esta frase me hace sentido: en mi trabajo de todos los días, viendo a diferentes organizaciones desde adentro, estoy convencida de que ellas también, inevitablemente, reflejan hacia afuera su interior

Así que tal vez es tiempo de que en las organizaciones también nos preguntemos con más profundidad quiénes somos, qué proyectamos, cuál quisiéramos que fuera nuestro legado, cómo extender nuestro alcance a través de otros, cuál es nuestro sueño y cómo nos sumamos al propósito de quienes todos los días trabajan por el mismo anhelo.

Dejemos atrás lo que “debo ser” y soñemos con el “quiero ser”. Quiero ser _______ en beneficio de ______. Quiero lograr _______ para contribuir a ________. Sueño con ________ para impactar positivamente en ________. Sin defensas, dispuestos a romper creencias de muchos años o prejuicios. ¿Quién eres? ¿Qué sueñas? ¿Qué aportas? ¿Qué reflejas?

Y esta reflexión es útil tanto para los individuos como para las organizaciones. Todos buscamos prosperar, claro, pero debemos buscar algo más, que nos llene de significado, para en verdad trascender. El diálogo que ocurre al interior nos permite descubrirlo, sólo es necesario estar dispuestos a abrirle la puerta y escuchar. Y, luego, querer cambiar.

Contacto

América 93, Col. Parque San Andrés, Coyoacán, C.P. 04040

+52 (55) 5661-2027 contacto@solucionesdecomunicacion.mx